martes, 19 de febrero de 2013

Cuando el destino final es el Origen


Elevation. La introducción. A modern Ritual. La percusión y una melodía marimbezca, junto al bajo abren el ritual. Black Unicorn. El bajo sube y baja por un hermoso paisaje. En la bajada escuchamos un agradable colchón nebuloso por el que luego se abre paso el Unicornio Negro al regresar el bombo. Rooftop Party. Un trip terracero. It matters to me. El bajo saltarín luego es acompañado por un sinte intervenido por unos filtros y resonancias muy juguetonas -todo esto con el correspondiente delay que queda muy bien- y vocales repetitivos. From the Edge. El bajo, sin protagonizar, dice "Acá mando yo". Todo va sumándose hasta que a contrabombo aparece lo que podríamos definir como un vocal. De ahí a la bajada y al infinito y más allá. Vesier. Es lo que entre amigos denominamos como "la cabalgata". Cuando aparecen las palmas escuchamos la construcción completa, o eso es lo que creemos hasta que llega la bajada, para dar una pausa a la cabalgata. Aparece un juego de frecuencias y paneo de un ruido que queda perfecto antes de que la cabalgata aparezca nuevamente. Un track que en puede desatar la locura en cualquier pista. Android lover. Armonía post-robótica en la mitad del disco. Para reflexionar un poco. ¿Por qué no? Hicom. Luego de una intro entra el bajo cuyas notas se derriten entre semitonos. ¡Es genial! Una breve bajada y entra ese sonido sinte-latoso que está muy bueno. 1000% bailable. Abstral. ¡Conga, coga y conga! Bombo, bajo y conga para todos. El vocal femenino invita a la perdición en la pista de baile. Future Noir. El futurismo de las vanguardias artísticas ha dado con su banda sonora en la introducción. En el final de este track escuchamos cómo se apaga el motor de una máquina del tiempo que funciona a vapor. Nation. El bajo gordo que nos gusta bailar arranca con el sonido de una caja o clap con la cola bien larga. Un redoblante saltarín llega a tiempo para poner groove a esto que ya era para mover la cabeza de izquierda a derecha -con los ojos cerrados- al compás del bombo. Cuando todo parecía inmejorable luego de la bajada entra un acorde cada tres dieciseisavos de compas. ¡Todos amamos cuando eso sucede! Algo más acompaña la melodía y listo el pollo. The choice album. Una gran construcción musical, el brake de la segunda parte pone las cosas en su lugar.

Párrafo aparte para Origin. Conceptualmente llegamos al destino final de este disco. Una obra maestra que tiene todo: la percusión, los platillos, el acorde cuyas frecuencias son amablemente violentadas por el filtro y la resonancia, el bajo que aparece a contrabombo... ahí es cuando llega la primera bajada y aparece esa emocionante melodía que pone la piel de pollo. ¡Pienso en lo afortunados que somos los clubbers del mundo cada vez que escuchemos esto en cualquier pista o festival! Cuando vuelve el bombo la melodía desaparece. Esa sutileza que te deja con ganas de más será recompensada en la segunda bajada y cuando vuelve el bombo ahí si: la mejor combinación de melodía y groove con bombo y bajo a contrabombo. Una delicia para los oídos y para todo el cuerpo. Luego de darle una segunda escuchada al disco reafirmo las primeras impresiones. ¡Es un discazo! No hace falta escribir que Dosem es un grosso. Ni que Tronic Music es uno de los sellos más importantes del momento. 

"Origin" el álbum de Dosem lanzado por el sello Tronic Music el 18 / 02 / 2013.


Link en Beatport: http://www.beatport.com/release/origin/1041257

No hay comentarios:

Publicar un comentario